Nuestra Historia

Colegio Adventista Metropolitano (CAM)

Nuestros Inicios

Ya existía la intención de establecer una escuela secundaria para la juventud adventista del área metropolitana de Santo Domingo. Y por ésto la Asociación Central Dominicana invierte la suma de DOP$18,692 en la compra de un solar de 2,140 m2 en la calle Luis F. Thomén casi esquina Dr. Defilló. Con los aportes financieros de las iglesias de Gazcue y Quisqueya, sumados a las inversiones de la (ACD) Asociación Central Dominicana, se inicia la edificación de un colegio modelo, y al cual se traspasarían los créditos académicos del Ramón Matías Mella secundario.

Al finalizar el año escolar 1975-1976, el nuevo edificio para el CAM estuvo terminado y listo para recibir el traslado del antiguo colegio secundario «Ramón Matías Mella».

De modo que durante ese verano la Junta Administrativa de la Asociación Central Dominicana (ACD) procedió a autorizar el traslado del nivel secundario del Colegio Ramón Matías Mella y del nivel primario e intermedio del Colegio Edison, que funcionaba en el edificio contiguo a la Asociación Central, así como algunos de sus equipos de oficina, laboratorios, biblioteca, material didáctico, etc., y al instalar el mobiliario de los salones de clases, para dar inicio al nuevo año escolar 1976-1977, el 5 de octubre de 1976 se inaugura en las nuevas instalaciones las cuales a partir de entonces se llamaría Academia Metropolitana Adventista (AMA).

La Junta de la Asociación Central Dominicana nombró al Pastor Ramón Astacio como director de la institución, el cual desplegó una amplia campaña promocional para la matrícula en todo el Ensanche Quisqueya y en las iglesias adventistas del área metropolitana del Distrito Nacional. Es así como la Academia inicia sus actividades docentes el primer año con una copiosa matrícula de más de 400 alumnos distribuidos en los niveles primario, intermedio y secundario.

En el mes de febrero de 1977 la Academia Metropolitana Adventista (AMA) fue adscrita al Liceo República del Paraguay. En ese mismo mes fue supervisada por una comisión enviada de la Secretaría de Estado de Educación con fines de evaluar el funcionamiento de la institución para otorgarle el derecho de liberación al estudiantado del nivel secundario, lo cual se hizo realidad después del veredicto de dicha comisión. Ese año el esfuerzo se vio coronado con el éxito y los 18 estudiantes del nivel secundario celebraron una hermosa graduación como Bachilleres en Ciencias Físicas y Naturales.

En el año 1995 el colegio recibe el reconocimiento como escuela acreditada de la Secretaría de educación. Dos años más tarde el colegio pasa a ser administrado por la Unión Dominicana; quedando en el año 2000 como una institución adherida a la Universidad Adventista Dominicana (UNAD) con sede en Bonao, provincia Monseñor Nouel.

Desarrollo en Siglo XXI

En el año 2000, obtuvo una acreditación de cinco años para laborar como una institución de estudios superiores reconocida por la División Interamericana de los Adventistas del 7º Día.

Para el año 2006  es remodelado el edificio de las oficinas principales, añadiendo la tercera planta para la biblioteca y salón de actos. Al año siguiente se inicia la construcción de dos niveles en el edificio donde están alojadas las oficinas institucionales; allí fueron ubicados los laboratorios de ciencias, la biblioteca con su Salón de Informática y el Salón de Actos. El costo de infraestructura y la compra de equipos para todas y cada una de estas dependencias fue de unos DOP$8,000,000.00, elevando el nivel de calidad en los servicios y posicionando la institución en un alto nivel de competitividad en la comunidad.

En año escolar 2008-2009 se realiza un contrato con IUtha Language Service, una empresa dedicada a la enseñanza del idioma inglés, ofreciendo al estudiantado unas 4 ó 5 horas semanales. Así, se inició un programa más abarcador, con miras de proyectar a la institución como una escuela ofrezca la enseñanza del Inglés como segundo Idioma.

Colegio Adventista Metropolitano (CAM)